Buscar
  • Molowny

Los cuatro temperamentos: Una herramienta que cambió mi vida

Actualizado: may 21

Mientras más conozco a las personas más me doy cuenta de lo imposible que resulta etiquetarlas o clasificarlas. Y eso es maravilloso porque nos deja un mundo lleno de sorpresas en cada encuentro. Cuando te enfrentas a una nueva conversación sin juicio, sin desconfianza, simplemente dejándote sorprender por lo que sucede, ocurre la magia.


Esa es la meta que tenemos que seguir. Ver al otro como un maestro que nos dejará valiosas enseñanzas.

Todos tenemos puntos fuertes y débiles. El problema es que pasamos más tiempo hablando sobre las debilidades, propias o ajenas, mientras la vida se esfuma. La búsqueda del error no debería ser causa de señalamiento sino de acercamiento. El error nos enseña y nos reconduce hacia nuestro mayor tesoro, nosotros mismos.


El estudio de los temperamentos (gracias a Joaquina Fernández) me ayudó a salir del inflexible "yo soy así" y a cambiar la culpa por la responsabilidad. Conocerlos me ofreció un punto de partida, me puso frente al espejo y me preparó para ese bonito viaje iniciático.


Desde que trabajo esta herramienta me relaciono desde la empatía y la curiosidad por entender la belleza del otro, escuchar sus historias y sus circunstancias. Me ha permitido romper patrones inconscientes que me llevaban a mi versión negativa. Me ha hecho cuidar mejor mi energía y sobre todo me ha dado el valor necesario para afrontar aquellas decisiones y acciones que más me costaban. Porque es justo lo que más te cuesta lo que más necesitas hacer para romper el bucle y avanzar.


Existen cuatro temperamentos (a grandes rasgos):


  • El colérico (pincha aquí) que se relaciona con esas personas enfocadas en las tareas, en la acción y en lograr sus metas cueste lo que cueste, a veces pueden ser poco empáticos con quien, a su parecer, no se esfuerza lo suficiente.

  • El sanguíneo que se relaciona con esas personas enfocadas en disfrutar de cualquier situación, en ser el alma de las fiestas. Su buen humor y empatía para que el grupo esté bien le caracterizan. En su lado negativo pueden caer en ser muy habladores y un tanto charlatán.

  • El flemático que se relaciona con las personas reflexivas, las que buscan el porqué de las cosas y necesitan tiempo para estar consigo mismos. Son esos grandes amigos que siempre caen bien a todos aunque en su lado negativo huyen de los conflictos y pueden ser algo perezosos.

  • El melancólico que se relaciona con personas muy analíticas, que todo lo desgranan en su cabeza. Están muy relacionados con esos grandes genios un tanto excéntricos. En su lado negativo pueden tender a la tristeza debido a su búsqueda de sentido constante.


En otros post entraré en detalles de cada uno (fisiología, comunicación, motivación...), pero es necesario saber que nos solemos mover entre dos temperamentos, que ninguno es mejor que otro y que todos tenemos la capacidad de adquirir virtudes de otros temperamentos y tener un mayor equilibrio emocional.


Conocer el funcionamiento de esta herramienta salvó mi vida y ahora es una huella que quiero dejar porque nunca sabes a quien más puede salvar.


#temperamentos #talentos #conversacionesconalma #sanguíneo #colérico #flemático #melancólico

22 vistas

Las Palmas, España

©2020  Molowny